sábado, 27 de agosto de 2011


Alguna vez escuché decir a alguien: “soy apolítico”.
Enseguida sonó el retruco: “en la vida todo es política”.
Bueno, entonces será “apartidario”, “sin bandera”.
No! A alguno botará… o es un anarquista.
En fin.

Por la pinta compralo y tirá la boleta.  Después, mirá que no hay reclamo.

“Toma fama y échate a dormir.”

YO SOY LIBRE. MI VOTO ES SECRETO.

Mi manera de ser puede virar en ambos sentidos y cada quien, me ve con el cristal que tiene en mano.

YO SOY LIBRE. Y SOLAMENTE A MÍ ME COMPETE.

Puedo escucharte con respeto y repudiarte en lo profundo.  O también puedo aplaudirte.

YO SOY LIBRE. ESO NO ES HIPOCRESÍA.  NO ES MÁS HONESTO QUE YO EL QUE DICE LO QUE VOTA.

Esto no es más que una campaña contra la discriminación política…

YO SOY LIBRE.  PUNTO.