jueves, 3 de marzo de 2011

Regalo vecino, dijo una amigasa...

El otro día una amigasa que me hace acordar al Martín Aranda (campera pero que se fué pa`la capital) publicó en la red social: "Regalo vecino con guitarra y amplificación."  Ahí ta!  Conociendo el paño demoré dos segundos en soltar la carcajada imaginando el color de las orejas del vecino en cuestión. Este pobre muchacho debe soñar con tener una banda, o quizás la tiene, y le dá a las cuerdas día y noche en las paredes contiguas a la casa de my friend.  Lo que no sabe es que lo están rematando por la web, que se hicieron ofertas, que se intentó alguna permuta por otro que tenía un violín y que al final del cuento, lo más triste es que nadie lo quiso.  


Pero resulta que ahora las carcajadas se me apagaron porque en mi barrio, en la cuadra de enfrente, con paredes, veredas, calle, ventanas, cortinas y árboles de por medio, desde el día de Navidad que tenemos un especímen pa rematar. Es nuevo (en el barrio) le gustan todos los estilos musicales (preferentemente cumbia, pero nos ha dado el placer de recorrer involuntariamente diversos rubros musicales), tiene moto, auto, niños, perro y se vé que tiene un BUEN AMPLIFICADOR!


Se escuchan ofertas.

1 comentario:

Juan Diego dijo...

Y lo que no tiene es buen gusto para la música. Porque las cumbias las selecciona por bagaseras!