jueves, 24 de marzo de 2011

escribo, luego siento

Hace más de 12 años, empezó aquella amistad con un "fantástico!" que me dejó pensando: "¿y ésta?".  Ella estaba embarazada de un mes capaz, pero ya se ponía enteritos maternales y se acariciaba la barriga como si estuviera por parir. Por mediados de setiembre nació un hermoso niño, con un hermoso nombre, en un hogar lleno de amor. Y yo, aledaña a ese nidito escribí el mejor poema de mi vida que me salió de un solo saque, cuando me enteré del nacimiento.
Cuando los flamantes papis lo leyeron, no entendían...
Según me dijeron, era tan difícil imaginarse por qué alguien que no era uno de ellos, pudo plasmar en un papel exactamente lo que habían sentido mientras esa semilla germinaba en el vientre de mi amiga. ¿Cómo pude yo, con menos de 20 pirulines, chapoteando novietes y laburando para comprarme por primera vez lo que quería, haber captado la inconmensurable ternura que entendieron en el poema?


Ahora, que hace tres años que soy madre por vez segunda, que chapoteo en la dulce rutina (a veces me mojo los zapatos y me resfrío) y que pienso en el trabajo como una excusa para comprar lo que quieran mis retoños, todavía no he sido capaz de escribirles un solo verso.




Sin embargo, como dice el dicho ese, que un gesto vale más que mil palabras... sólo imaginarse que me las como a besos y sacar la cuenta.



1 comentario:

carina dijo...

usted amiga mía tiene esa habilidad de usar tan bien el lenguaje (y entiéndase por lenguaje también lo paraverbal)que pudo plasmar hace doce años exactmente lo yo sentía, y es verdad que nunca entendí si yo había tenido la habilidad de poder transmitirselo o usted la de poder descifrarlo, pero es hasta el día de hoy que leo ese poema y por Dios juro que me emociono, es tan hermoso!!!!!!!!!! en ese momento era usted una gurisita y hoy una hermosa MUJER a la que quiero tanto y que no sé por qué cosa no podemos tener mas ratos en común, si cuando nos juntamos la pasamos tan bien!de usted debo aprender entre otras cosas la administración de los tiempos, si hasta le da para escribir estas cosas que a uno lo hacen bajar a tierra y pensar...agradezco gorda del alma que fuiste la primer amiga que encontré en este paysandú que me recibió hace 12 años. te adoro!!